El continente europeo tiene por delante una crisis que solucionar para lo que no existe ningún ‘manual de acción antipandemia’. Green Deal, Next Generation EU y todos los Nuevos Fondos de Recuperación Europea, a pesar de conformar una propuesta a largo plazo, son la principal apuesta para recuperar la economía y a su vez, transformarnos para ser más innovadores, productivos y sostenibles.

 

Nuevos fondos, nuevo enfoque

En el pasado Consejo Europeo de julio, se acordó un paquete global de 1,82 billones de euros, que se agrupan en tres instrumentos:

  • El nuevo Marco Financiero Plurianual (MFP) 21-27, (1.075M€) que viene a dar la continuidad con mínimos cambios a los anteriores (MFP 7-13 y el vigente 14-20).
  • El Fondo de Garantía del BEI (200 M€), principal instrumento financiero de la Unión.
  • A los que se añaden las nuevas medidas extraordinarias agrupadas en el Plan Europeo de Recuperación (Next Generation EU). (750 M€)

Ya que es aquí donde reside la principal novedad, desde el equipo de consultoría de IDEL iremos desgranando durante las próximas semanas las oportunidades mas adecuadas en materia de convocatorias que irán surgiendo para empresas y administraciones, que ofrecerán la posibilidad de solucionar y acometer los problemas de esta nueva normalidad pero desde la exigencia de una nueva mentalidad en su planteamiento.

Este cambio de planteamiento viene inducido desde la presión de los denominados “países frugales” y tanto es así que, la política europea ha girado en los últimos meses desde el reparto de fondos cuya ejecución y resultados dependían exclusivamente de los Estados miembros hacia una concurrencia competitiva nacional a través de proyectos sólidos económica, social y ambientalmente, que sean acreedores de la porción de fondos europeos calculados por países en el Fondo Europeo de Recuperación y Resiliencia, dotado con 750.000 millones de euros, de los cuales corresponderían a España en torno a 140.000 millones entre 2021 y 2024.

Para alcanzar esta financiación, los países deben presentar planes nacionales de reformas que recojan los proyectos para su evaluación por parte de la Comisión Europea hasta abril de 2021, y tras ello, mediante aprobación del Consejo Europeo, poder recibir la financiación.

El primer paso ha sido dado esta misma semana con la presentación del Plan de Recuperación y Resiliencia bajo el título ‘España puede’.

 

Nuevos Fondos de Recuperación Europea
Es el momento de identificar las prioridades y de empezar a sentar las bases de una estrategia de cambio a medio y largo plazo.

 

Claves de Next Generation EU

Estos Nuevos Fondos de Recuperación Europea pretenden proporcionar a la Unión los medios necesarios para hacer frente a los desafíos planteados por la pandemia de la COVID-19. Como hemos dicho a España le corresponden 140.000 M€, de los cuales 72.700 M€ serán en subvenciones y 67.300 M€ en préstamos.

El programa Next Generation EU surge como la respuesta para construir la Europa de la nueva generación, en el que participen las administraciones públicas, las empresas y la sociedad en su conjunto con el objetivo de construir una Europa más sostenible, más digital y más resiliente. En consecuencia, los Estados miembros están elaborando sus planes nacionales de recuperación y resiliencia para el periodo 2021-2023 focalizándose en tres pilares:

  • Transición Ecológica
  • Digitalización
  • Reindustrialización

Estos planes tendrán que ser coherentes con las recomendaciones específicas de cada país y contribuir a las transiciones ecológica y digital. Las acciones y proyectos incluidos en los planes deben impulsar el crecimiento y el empleo, y permitir reforzar la resiliencia económica y social de los países de la Unión Europea.

Solo se realizará el desembolso de las subvenciones si se han cumplido las metas y los objetivos establecidos por cada país en su planes de recuperación y resiliencia. (Indicadores)

Las cuantías aprobadas en el marco del fondo Next Generación EU ascienden a 750.000 M€ y se asignarán a siete programas.

  • Mecanismo de Recuperación y Resiliencia: 672.500 M€ (préstamos: 360.000 M€, subvenciones: 312.500 M€).
  • Horizonte Europa: 5.000 M€. que dará continuidade al vigente H2020
  • InvestEU: 5.600 M€. que aglutinará a los anteriores FEIE y COSME en materia de financiación de la inversión estratégica de la unió
  • Desarrollo rural: 7.500 M€, cuyos principales esfuerzos irán dirigidos a la cooperación urbano rural.
  • Fondo de Transición Justa: 10.000 M€. en el que tendrán cabida muchas proyectos alineados con las bases del Green Deal Europeo al que dedicaremos nuestro próximo blog
  • RescEU: 1.900 M€. que se encargará de contribuir a la respuesta ante catástrofes naturales y humanitarias.
  • REACT-EU: 55.000 M€. de los que 12.500 revertirán en nuestro país a través de las estructuras y programas operativos ya vigentes del FEDER, FSE y FEAD en cada comunidad autónoma y que prometen ser de los primeros fondos en movilizarse

Bajo este nuevo marco financiero, España tiene una gran oportunidad de plantear reformas de calado.

En definitiva, y por concluir este primer análisis, es necesario no olvidar que estos nuevos fondos europeos no están diseñados para la puesta en marcha de obras faraónicas. Están para crear enlaces, implementar estrategias de coordinación, unión y ensamblaje de todas las piezas preexistentes, para crear una verdadera red integrada de servicios, mercados, infraestructuras y marcos regulatorios. Y es aquí donde debemos poner el foco en este momento. En como sentar las bases de nuestra estrategia de cambio a corto y medio plazo, pensando desde lo local a lo global, con la colaboración público privada como ingrediente y con la eliminación y simplificación de la burocracia, la contratación pública y los procedimientos que no aporten valor añadido a los procesos. Este es nuestro gran reto.

Jorge Soto Gonzalo

Socio Director del Área de Consultoría

jsoto@idelnet.com