La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha activado con las comunidades autónomas el reparto de las primeras ayudas con cargo a los Fondos de Recuperación de la economía tras la pandemia. Son 825 millones de euros para transición energética, de los que 400 millones recalarán en el vehículo eléctrico, otros 200 millones en autoconsumo a gran escala y 225 millones para actuaciones en municipios con menos de 5.000 habitantes.

 

Las tres líneas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

Línea 1: promoción del autoconsumo

La primera de las líneas presentada por el Miteco es la destinada a la promoción de autoconsumo eléctrico en los sectores industrial y servicios, así como en las instalaciones públicas de ámbito autonómico y local, que corresponde al Componente del Plan de Recuperación relativo al despliegue de generación renovable.

Esta medida, que pretende impulsar el autoconsumo, cuenta con un presupuesto inicial de 200 millones de euros y plantea una línea con carácter territorializado que apoye en el corto plazo este tipo de actuaciones en el contexto de la reactivación económica.

Línea 2. Movilidad eléctrica

La segunda línea de actuación está destinada a la promoción de la movilidad eléctrica en el marco del componente del Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos. La definición detallada de esta actuación tendrá en cuenta las respuestas a la convocatoria de expresiones de interés sobre movilidad eléctrica, que permanecerá abierta hasta el 29 de enero.

La propuesta para esta línea continúa el esquema planteado por anteriores ediciones. Constará de una parte del presupuesto gestionado por las comunidades autónomas, que financiará tanto vehículos eléctricos como infraestructuras de recarga, y que recibirá una cuantía inicial de 400 millones de euros, cuatriplicando el presupuesto de MOVES II. Tendrá también un presupuesto reservado para la gestión a nivel estatal de un marco de MOVES Singulares que abordará proyectos singulares o innovadores, pero también podrá incluir actuaciones de gran envergadura o de ámbito supraautonómico, como puede ser el desarrollo de corredores de infraestructuras de recarga que crucen diversos territorios.

 

Línea 3. Actuaciones para afrontar el reto demográfico

La tercera línea, destinada a actuaciones en municipios de menos de 5.000 habitantes que permitan abordar el reto demográfico desde la regeneración de la edificación y los entornos y la transición energética, está enmarcada en el componente del Plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana.

Por una parte, las actuaciones de autoconsumo y de movilidad eléctrica de las líneas anteriores tendrán una intensidad de ayuda superior en municipios de menos de 5.000 habitantes para atender a los retos logísticos o económicos derivados de su menor tamaño y como herramienta para incorporar el reto demográfico de forma transversal en estas actuaciones.

 

Durante las próximas semanas, los técnicos irán elaborando las bases de las convocatorias de las subvenciones, que tendrán en cuenta las necesidades de tramitación de las distintas administraciones y su potencial transformador para el conjunto de la economía, al objeto de que todo esté listo cuando la Comisión Europea dé el visto bueno a la propuesta realizada por España para repartir los fondos de recuperación.

 

Más información aquí

 

Fuentes MITECO, El Economista y Energy News