El Banco Central Europeo (BCE) va a establecer un centro para el cambio climático, que comenzará a funcionar a comienzos de 2021 y unificará todo el trabajo relacionado con asuntos relativos al clima en diferentes partes del banco.

La nueva unidad, que estará formada por unos diez empleados que trabajan con distintos equipos existentes en el banco, dependerá de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, quien se encarga de supervisar el trabajo del BCE sobre cambio climático y finanzas sostenibles.

El centro sobre el cambio climático definirá y dirigirá la agenda climática interna y externa del BCE, basándose en la experiencia de todos los equipos que ya trabajan en temas relacionados con el clima. Sus actividades se organizarán en líneas de trabajo, que abarcarán desde funciones de política monetaria hasta prudenciales, y contarán con el respaldo de personal especializado en datos y en el cambio climático.

 

Más información aquí.

 

Fuente Banco de España