El plan estará dotado con más de 3.000 millones de euros, de los casi 5.000 contemplados en el Plan Estratégico Juventud Avanza, que agrupa un conjunto de acciones para favorecer el empleo juvenil.

El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan de Garantía Juvenil Plus 2021-2027 de trabajo digno para personas jóvenes, cuyo objetivo es mejorar su cualificación para que adquieran las competencias profesionales y técnicas necesarias para acceder al mercado laboral.

La vicepresidenta cuarta y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha explicado que este Plan se inscribe en el Plan Estratégico Juventud Avanza, que agrupa el conjunto de acciones para el empleo juvenil y que destinará 4.950 millones a estos fines.

Consenso necesario e implicación del sector público y privado

La ministra ha destacado el consenso en torno al texto aprobado, fruto del diálogo social, de la cogobernanza con las comunidades y ciudades autónomas y del trabajo con la Comisión Tripartita, el Instituto de la Juventud (INJUVE) y el Consejo Estatal de la Juventud de España.

Para su desarrollo, además de seguir contando con la colaboración e implicación de estas instituciones y entidades, la ministra ha asegurado que el papel de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) será clave para analizar, “casi a la carta, en cada una de las localidades de nuestro país”, qué formación específica necesitan los jóvenes de acuerdo a la realidad empresarial, económica y productiva más cercana, para favorecer su transición al mundo laboral.

Díaz ha reclamado también la implicación del sector privado, para que el Plan no se convierta “en un compartimento estanco”, y un cambio en la cultura empresarial para recuperar el talento de los jóvenes en condiciones dignas y estables: “no podemos tener jóvenes con contratos de 436 euros al mes. Si tenemos trabajos precarios, tenemos empresas precarias, sin solución de continuidad”.

3.000 millones para Garantía Juvenil

El Plan de Garantía Juvenil Plus, que recibirá más de 3.000 millones, se compone de 69 medidas de orientación personalizada a los jóvenes para dotarles de las habilidades y capacitación necesarias para su inserción laboral. Presta atención especialmente a los menores de 30 años con escasa formación, pero también a quienes tienen una sobrecualificación. “Son los dos extremos que están operando como un factor de expulsión del mercado de trabajo a día de hoy”, ha señalado la ministra, a quien también preocupan, ha dicho, aquellos jóvenes que “han caído directamente en el desánimo”.

Díaz ha subrayado que, con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España está encarando una importante transformación del modelo productivo, que se ha tenido en cuenta para diseñar medidas que preparen a los jóvenes en nuevos sectores, como los derivados de las economías verde y azul.

La rehabilitación de espacios, en ciudades y núcleos rurales, y el impulso a nuevos yacimientos de empleo -por ejemplo vinculados al diseño, la moda o la comunicación audiovisual- también formarán parte del Plan.

Otro aspecto destacado será favorecer el emprendimiento. Los jóvenes que quieran desarrollar sus proyectos podrán acceder a microcréditos -sin necesidad de avales-, servicios de consultoría y asesoramiento, e incluso se les facilitarán ubicaciones físicas.

Garantizar la igualdad de oportunidades vertebrará todas las medidas, con especial hincapié en las acciones formativas y de reinserción laboral específicas para jóvenes con especiales dificultades, como quienes tienen responsabilidades familiares, mujeres, miembros del colectivo LGTBI o personas con discapacidad.

La ministra ha destacado, también, como aspecto esencial del Plan, la participación de los propios jóvenes en la gestión de muchas de las medidas recogidas en el mismo.

Impulso de la Formación Profesional

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha resaltado que la Formación Profesional también es una de las reformas importantes de esta legislatura, y ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará próximamente un proyecto de ley sobre la misma.

El Ejecutivo ha acordado ya destinar a las comunidades autónomas 301 millones de euros para el impulso del Plan de Modernización de la Formación Profesional (FP). Su distribución será aprobada en la Conferencia Sectorial de Educación.

Esta cantidad forma parte de la inversión total de 2.075 millones de euros que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia destina a la modernización del sistema de FP hasta 2023, para alcanzar una enseñanza de calidad, flexible e integrada que reúna en un solo sistema a la FP del sistema educativo y la FP para el Empleo.

Los fondos aprobados permitirán desarrollar el nuevo sistema de evaluación y acreditación de competencias profesionales -se prevé acreditar las competencias de entre 450.000 y 500.000 trabajadores y trabajadoras durante este año- y convertir ciclos de grado medio y grado superior en bilingües. Además, se crearán 39.000 plazas de FP durante el curso 2021-2022, con el objetivo de alcanzar las 135.000 en los próximos tres años; se digitalizarán 220 aulas -para llegar a las 638 en tres años- y se establecerán 457 aulas de emprendimiento, potenciando los recursos necesarios para que los estudiantes puedan iniciar sus propios proyectos empresariales. Otro de los objetivos fundamentales es la formación de casi 25.000 docentes.

 

Más información aquí.

 

Fuente Presidencia del Gobierno – La Moncloa

 

En IDEL creemos en la formación y en el empleo como estrategia del talento y apostamos por la innovación como motor del mercado laboral. Impulsamos itinerarios de inserción sociolaboral para mejorar la empleabilidad de las personas, con especial atención en los y las jóvenes y en las personas en riesgo de exclusión social. Fomentamos la promoción del emprendimiento, y a través de nuestros servicios de orientación e intermediación laboral, trabajamos con las empresas para que los usuarios y usuarias tengan un buen desempeño profesional.